4

5 cosas que no sabías del cine indie

¿Qué es el cine indie? Seguramente te lo habrás preguntado en más de una ocasión. Por eso hoy te contamos 5 cosas que no sabías del cine indie. Algunas son curiosidades; otras son historia cinéfila. Otras resuelven dudas: ¿El cine indie es cine de autor? ¿El cine indie es cine independiente? Vayamos por partes.

1. Los orígenes del cine indie

Continuando con lo que ya te contamos sobre el cine independiente, ahora nos movemos hasta los orígenes del cine indie. Y sí, respondiendo a la concurrente pregunta de si el cine indie es cine independiente, diremos que sí. En su origen lo era. Si bien poco a poco el primero comienza a diferenciarse del segundo y adquiere su propia personalidad. Forjando unas características únicas e inconfundibles —que veremos más adelante—.

Los orígenes del cine indie hemos de remontarlos al año 1981 con el nacimiento del Sundance Institute, fundado por Robert Redford, y en el año 1984, con el nacimiento del famoso Festival de Sundance. Considerado a día de hoy como la cuna del cine indie. El primero servía como escuela de cine, impartiendo seminarios y reuniones y tratando de apoyar a jóvenes cineastas independientes, mientras el segundo era un festival de cine destinado a que esos mismos cineastas independientes pudieran proyectar sus películas.

Sin embargo, con el paso de los años, y el aumento de su popularidad, el festival fue evolucionando hasta lo que hoy día conocemos como Sundance. A la par que este proceso se desarrollaba, otro ocurría: el nacimiento del cine indie. Las películas que se proyectaban en él dejaron de ser “simplemente” cine independiente y pasaron a ser algo más específico. Con una personalidad propia que las diferenciaba del resto.

2. Las características del cine indie

El cine indie posee una serie de características que lo hacen inconfundible con otro tipo de cine y lo hacen identificable. Mayoritariamente lo que se conoce como cine indie viene de USA, participa en un amplio circulo de festivales de cine —Sundance, Toronto, SXSW, Seattle, San Francisco, BAMcinemaFest, Los Ángeles Film Festival…— y desde un principio es concebido como indie.

Destaca por la cuidada estética que presenta —en cuanto al tratamiento de la fotografía, la iluminación, el color, escenarios, vestuario…— y la búsqueda por la innovación narrativa —o, al menos, la libertad de no tener que ceñirse a ningún canon, estructura o convencionalismo—.

Otro punto a resaltar es la temática del cine indie. Éste busca alejarse de historias con tintes grandilocuentes y épicos, historias sobrehumanas o distantes de nuestro tiempo y espacio. Así, encontramos que prima la búsqueda por lo real. Personajes reales, historias reales y vidas reales. Protagonistas con los mismos problemas que tú y que yo. Con los mismos miedos, mismos fracasos, mismas aspiraciones y mismas decepciones.

De hecho, si prestamos atención a este punto, podemos extraer dos características del cine indie que se repiten a menudo. 

 

Fotograma de Other People (2016). Un drama indie que no deberías perderte.

La primera es que, dada esta búsqueda por la realidad, nos encontramos con relatos en los que vemos lo bueno y lo malo de la vida. La parte positiva y la negativa. Los triunfos y los fracasos. Es por ello que, como todos tenemos días malos, decisiones equivocadas y cometemos errores, el cine indie trata de reflejar estos mismos hechos en sus personajes y, además, suele incorporarlos en clave de humor, para que simpaticemos con sus protagonistas y nos veamos identificados con ellos.

La segunda, todas esas aspiraciones frutadas llegan junto a la adultez, y lo diferente que era la vida adulta a como nos la planteaban de pequeños y a cómo lo es ahora. Y todo esto queda remarcado en el tono de “vida fracasada” que parecen tener sus protagonistas, al haber crecido y darse cuenta de que no se ha cumplido ninguna de las aspiraciones que de niños o adolescentes tanto les hacía soñar. Algo que nos pasa a todos. Y esto nos lleva al tercer punto.

3. La cotidianidad en el cine indie

Cotidianidad, porque tanto los protagonistas del cine indie como nosotros mismos vivimos en el mismo mundo, la misma cotidianidad de las cosas. Si nos fijamos, tanto quienes hacen el cine indie como quienes lo consumen, presentan un perfil similar: son aquellos que rondan la treintena de edad. Personas que una vez llegadas a esa adultez, a la que antes hacíamos referencia, una buena mañana se levantan y se ven a sí mismos viviendo una vida que no era la esperada, y mucho menos, la soñada. No han cumplido la mayoría de sus aspiraciones; tienen un trabajo que les amarga o directamente no consiguen uno, un apartamento pequeño y desordenado, un montón de facturas por pagar, una vida amorosa desastrosa o un rol de padres que les queda grande y, por supuesto, ninguna expectativa de mejorar su situación.

4- ¿El cine indie es cine de autor?

Para responder a esta pregunta viajemos primero hasta donde lo habíamos dejado cuando te lo contamos todo sobre el cine independiente. Sí, cine independiente y cine de autor están relacionados, pero no por ello tienen que ir siempre de la mano.

El cine de autor es aquel que está fuertemente ligado a la figura de su director —que en este caso asume el rol de autor total de la obra y no únicamente el de director—. Casi siempre cuando nos referimos al cine de autor hacemos referencia a una obra cuyo director asume, en la mayor medida de lo posible, el control creativo sobre el film. De esta forma es fácil encontrase que el director también escribe la obra, la produce, la monta, asume funciones artísticas en muchas otras áreas —fotografía, iluminación, vestuario, maquillaje, coreografía…—, e incluso puede llegar a componer la música de la película. En definitiva, el cine de autor es aquel que refleja marcadamente la personalidad de su creador. Una personalidad que se plasma en factores como la narrativa y la estética de la película y la hacen diferente a otras más convencionales.

Por eso es común que mucho cine independientemente sea a su vez cine de autor. Y que la mayoría de cine de autor sea a su vez considerado como cine independiente. Pero no todo. Por ejemplo, existen realizadores que son capaces de plasmar su personalidad en una película, aún cuando se trata de grandes producciones dirigidas al amparo de las distribuidoras de Hollywood. Aunque, por supuesto, en este último caso poseen menor margen de libertad.

5. Las mejores películas del cine indie

Y llegamos al último punto: ¿cuáles son las mejores películas del cine indie. Aquí te vamos a proponer algunas listas que ya hemos realizado anteriormente en Blog de Cine Indie. Dándote de esta forma la oportunidad de elegir un film según su género o año. Allá van:

El mejor cine indie del año.

Las mejores comedias románticas indie.

10+1 joyas del cine indie salidas de Sundance.

Las mejores películas de amor y romance indie.

Y hasta aquí las 5 cosas que no sabías del cine indie. Esperemos que ahora conozcas un poco mejor qué es el cine indie. Si echas en falta alguna película de entre las que hemos seleccionado como las mejores películas de cine indie no dudes en dejarla abajo. ¡Nos vemos en los comentarios!

Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Facebook2Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

4 Comments

  1. El arte del cine es hermoso!! me alegra haber leído este artículo sobre los cines, definitivamente nunca se deja de aprender!!!
    Lastimosamente los cines en queretaro andan un poco anticuados y les hace falta un poco de cultura:(

    • Muchas gracias!

      Lo escribimos con el propósito de aportar nuestro granito de arena.

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.